Skip to content

Presidente y tesorero de Sintrainagro resultaron ilesos en atentado en Florida, Valle

marzo 8, 2015

Escuela Nacional Sindical ColombiaEl fantasma de la violencia antisindical volvió a mostrar su feo rostro, esta vez en el departamento del Valle y en contra de Guillermo Rivera Zapata y Medardo Cuesta, presidente nacional y tesorero, respectivamente, de uno de los sindicatos más grandes e importantes del país: Sintrainagro, que agremia a las los trabajadores de los sectores bananero, azucarero y palmicultor. Por fortuna ambos dirigentes salieron ilesos del atentado del que fueron objeto.

Guillermo Rivera Zapata

Guillermo Rivera Zapata

Rivera Zapata, quien además es miembro del Comité Ejecutivo Nacional de la CUT, relató a esta agencia de información que el ataque se produjo hacia las 7 de la noche de ayer martes, minutos después de terminar una reunión en la seccional de Sintrainagro Sector Azucarero en el municipio de Florida, ya cuando iban por la carretera de regreso a Cali.

Dos sicarios que se movilizaban en moto se le atravesaron a la camioneta en la que se movilizaban los dos dirigentes, y les hicieron varios disparos. Algunos impactaron la camioneta, cuyo blindaje les impidió alcanzar su cometido. La reacción inmediata del escolta que los acompañaba puso en fuga a los sicarios.

“Yo no tengo esquema de seguridad cuando viajo al Valle porque los escoltas que me asignaron no tienen autorización para movilizar el vehículo y movilizarse ellos fuera de Urabá. Me toca viajar sin protección. La camioneta en la que nos atacaron está asignada a Medardo Cuesta, y por fortuna es blindada”, dijo el presidente de Sintrainagro.

Sobre las posibles causas del atentado, señaló: “Hicimos las respectivas denuncias ante la fiscalía y la policía de La Florida, pero a uno le queda muy difícil saber quién anda detrás del atentado porque es una región donde hay grupos terroristas, delincuencia y una serie de factores que es difícil dilucidar. Lo que sí sabemos es que nosotros somos objetivo militar de los grupos terroristas. Prueba de ello es que a lo largo de la historia del sindicato nos han asesinado más de 1.300 trabajadores y dirigentes”.

Agregó que en este momento no hay conflictos laborales en el sector azucarero del Valle que se puedan relacionar con el atentado. “Con las subdirectivas de Sintrainagro en este departamento estamos elaborando el plan de trabajo para este año y los pliegos de peticiones que en próximos meses presentaremos a los empresarios azucareros”, explicó.

Reveló que de tiempo atrás le han pedido al Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Interior, que al menos garanticen el desplazamiento de los escoltas y los vehículos para las misiones que deben realizar fuera de la zona de Urabá, donde está la sede y la dirección nacional de Sintrainagro. Tales desplazamientos son a los departamentos del Valle, Santander y Magdalena, donde el sindicato tiene subdirectivas. “Son sitios muy complicados en el orden público, y necesitamos protección para continuar con nuestra actividad sindical”, agregó.

En el mismo sentido se pronunció la CUT, central de la cual es filial Sintrainagro, que en un comunicado emitido a raíz del atentado denunció a la Unidad Nacional de Protección, puesto que en su política de supuesta austeridad y desorden interno, que se refleja en la negación para asignar escoltas y vehículos de seguridad en misiones de desplazamiento, mantienen en serio e inminente riesgo a la dirigencia sindical víctima de amenazas. Que es el caso de Guillermo Rivera, quien si bien tiene asignado un vehículo no blindado, un conductor y un escolta, a éstos no les fue autorizado el viaje de Apartadó a Florida, argumentando falta de recursos, razón por la cual a él le tocó “pegarse” del esquema de Merardo Cuesta.

“Responsabilizamos, una vez más, al Gobierno Nacional, a través de la Unidad Nacional de Protección, por este atentado y los que han venido ocurriendo, incluido el denunciado contra trabajadores y sindicalistas de Emcali”, dice la CUT en su comunicado.

La alusión a Emcali se refiere al atentado del que fueron víctimas la semana pasada miembros de la Unión Sindical de Emcali (USE), ocurrido en el barrio San Carlos de Cali. En el hecho el vehículo de Ricardo Montoya, comisionado de reclamos de la USE, recibió un impacto de bala en el parabrisas, sin más consecuencias. Además, durante los últimos 5 meses los directivos de este sindicato han recibido panfletos amenazantes.

Publicado el 25 febrero de 2015.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s