Skip to content

EL 8 DE MARZO, UNA FECHA PARA REFLEXIONAR SOBRE LA REALIDAD DE LAS MUJERES EN EL ECUADOR

marzo 9, 2015

La celebración del 8 de marzo como DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA es el resultado de un largo proceso histórico de lucha de las mujeres por conquistar la igualdad de condiciones y oportunidades para participar en la vida económica, social, cultural y política de la sociedad y, de innumerables esfuerzos y sacrificios de revolucionarias que en todas las culturas, pueblos y naciones exigieron cambios para una sociedad que desde el esclavismo, se institucionalizaron las normas y estructuras patriarcales como uno de los pilares fundamentales para sostener los sistemas de explotación y opresión humana y particularmente, para legitimar la opresión contra las mujeres.

Durante siglos, la condición de subordinación de las mujeres era aceptada como parte del ordenamiento “lógico y natural” de la humanidad, sin embargo, existieron siempre mujeres que no se resignaron a aceptar esta situación y por ello, en los episodios de las grandes revoluciones y levantamientos de los explotados por la transformación social, participaban las mujeres con el propósito de cambiar su condición de discriminación. En la revolución francesa se marca un nuevo rumbo para la lucha de las mujeres, pues con la difusión de “los derechos de las mujeres” planteados por Olimpia de Gouges, se reivindica la necesidad de conquistar los derechos a la participación política de las mujeres. En este contexto también surgen los movimientos y colectivos de mujeres como expresión de la necesidad de su organización como requisito para avanzar en sus propósitos de emancipación.

Posteriormente, surgieron con mucha fuerza los liderazgos de mujeres comunistas, socialistas y de pensamiento progresista, que crecieron en la confrontación a las ideas y costumbres caducas y retardatarias y en la organización de las obreras, campesinas y mujeres trabajadoras en general .Las mujeres revolucionarias lideradas por Clara Zetkin, se reunieron en la 1ª Conferencia Interrnacional de las Mujeres Socialistas en 1907 en Stuttgart, delegadas de 14 países elaboraron una propuesta que comprometía a varios Partidos Socialistas a entrar en la lucha por el voto femenino, las 8 horas de jornada laboral y el reconocimiento a los derechos civiles de las mujeres trabajadoras. La resolución final fue elaborada por Clara Zetkin, Rosa Luxemburgo y Alexandra Kollontai.

Esta proclama fue asumida por las organizaciones y partidos revolucionarios en el mundo y es así como en 1910, el Partido Socialista americano organiza una celebración para recordar la masacre de las obreras textiles de Nueva York, que fueron brutalmente reprimidas en 1857. Esta celebración fue reivindicada en la 2 ª Conferencia Internacional de las Mujeres Socialistas realizada en Copenhague en 1910; a partir de esa fecha, quedó definido el 8 de marzo como el DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA. La celebración a escala internacional se realizó en marzo de 1911. Hoy en el mundo entero, el 8 de marzo es una fecha en la cual las mujeres ratificamos nuestros esfuerzos por la conquista de una sociedad justa y de igualdad de oportunidades y combatir la manipulación de esta fecha por la gran burguesía y el capitalismo, que pretende eliminar su carácter revolucionario y confrontador de la explotación y transformar al 8 de marzo en un día de emulación de los estereotipos y de las perversas formas de sojuzgamiento económico, social y cultural de las mujeres.

La lucha por los derechos de las mujeres en el Ecuador es una tarea urgente

En el Ecuador, la historia igualmente registra la lucha incansable de las mujeres por conquistar sus derechos; la aprobación del voto femenino en 1926 ubicó al Ecuador como el primer país en América Latina que reconoció este derecho, la institucionalización de los derechos civiles y políticos a inicios del siglo XX y las conquistas logradas en todos los órdenes, dan cuenta de la persistente acción de las mujeres ecuatorianas, que tienen a su haber una rica experiencia de movilización y organización. En este nuevo milenio, la presencia de las mujeres fue determinante para la aprobación de importantes derechos en la Constitución vigente.

Sin embargo mucho de lo que está aprobado en la Constitución no se cumple, y por el contrario hay retrocesos muy grandes, por lo cual, es urgente que las mujeres trabajadoras y de los distintos pueblos y sectores sociales, impulsemos con mayor decisión la lucha por recuperar los derechos conculcados y avanzar en la perspectiva de una definitiva liberación y emancipación social.

En este 8 de marzo es importante desenmascarar la política correista contra las mujeres en todos los órdenes. Con la aprobación del Código Orgánico Integral Penal se eliminaron los mecanismos de prevención de la violencia contra las mujeres y se eliminó la Ley 103; en este mismo orden, se criminaliza el aborto y se retrocede en los derechos sexuales y reproductivos con las decisiones del Presidente Rafael Correa de impulsar el llamado “Plan familia Ecuador” antes ENIPLA con el cual se imponen concepciones y prácticas ultraconservadoras y reaccionarias con las cuales pretende eliminar los avances en estos derechos y alimentar las prácticas represivas contra las mujeres.

Los decretos antiobreros marcan también retrocesos en los derechos de las trabajadoras a demandar de los empresarios la provisión de los servicios de atención a sus hijos e hijas, comedores y dispensarios médicos, además de favorecer la flexibilización laboral, la inestabilidad en el trabajo y los despidos, la eliminación del derecho a la organización y a la huelga. La condición de persecución al magisterio, ampliación de la jornada de trabajo, inexistencia de derecho a tiempo de lactancia y a tener condiciones de salud laboral constituyen también un retroceso para la mujeres, pues constituyen más del 70% de este sector. Además el incumplimiento del Art. 333 de la Constitución con el cual se establece la obligatoriedad de la seguridad social para las mujeres con el acceso a todas las prestaciones, lo cual es violentado con la resolución establecida por el gobierno, de un seguro social para las amas de casa pagado por sus esposos, parejas o familias, pero sin garantizar ninguna prestación de seguridad social, más que un monto de jubilación que constituye un insulto a las mujeres. La pretendida eliminación del subsidio al gas, el alza de las tarifas de transporte y el incesante incremento de los precios de los artículos de primera necesidad, son expresiones de las políticas de un gobierno que se ensaña con las mujeres y sus familias.

Lo más grave de esta situación, es la afirmación de la política y acciones de criminalización de la lucha social, que se expresa en la persecución, judicialización y encarcelamiento de luchadores y luchadoras sociales como es el caso de Mery Zamora que constituye el más claro ejemplo de cómo el régimen se ensaña contra una luchadora política y popular que ha demostrado su firmeza y coherencia en la defensa de su pueblo. Mujeres como las jóvenes de Luluncoto, Rosaura Bastidas y muchas otras, hoy son objeto de la persecución del gobierno y que representan los ideales por los cuales las mujeres en el Ecuador y en el mundo se han organizado para acabar con una sociedad injusta y discriminatoria.

Por ello en este 8 de marzo, las mujeres y los hombres democráticos del país, debemos hacer causa común por la reivindicación de los derechos de las mujeres y juntos avanzar en la perspectiva de acabar con este sistema injusto y para construir un nuevo orden social en el cual la humanidad en su conjunto viva y se desarrolle con justicia y felicidad.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s