Skip to content

Declaración del Presidente Juan Manuel Santos al poner marcha la Estrategia Integral de Sustitución de Cultivos

octubre 26, 2015
Declaración del Presidente Juan Manuel Santos al poner marcha la Estrategia Integral de Sustitución de Cultivos

Declaración del Presidente Juan Manuel Santos al poner marcha la Estrategia Integral de Sustitución de Cultivos.

Hoy quiero hacer un anuncio muy importante al país: la puesta en marcha de una Estrategia Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos.

Colombia no tiene por qué seguir siendo el primer exportador de coca del planeta, y vamos a probarlo.

Los cultivos ilícitos destruyen nuestros bosques naturales, pervierten la economía campesina, y son el comienzo de la cadena del narcotráfico con todas sus secuelas de violencia y corrupción.

Según Naciones Unidas, a 2014, teníamos 69 mil hectáreas de coca sembradas en Colombia.

Son casi 100 mil hectáreas menos que en el año 2000, pero lo cierto es que en los últimos dos años se han incrementado los cultivos.

¡Y eso que usábamos el glifosato!, que dejaremos de usar a partir del 1º de octubre.

Por eso hoy ponemos en marcha una Estrategia Integral que ataque el problema en todos sus frentes, con acciones concretas.

Un principio fundamental de esta estrategia es la FOCALIZACIÓN.

De 1.102 municipios que tiene Colombia, solo 204 tienen cultivos de coca.

El 81% de la producción se concentra en 6 departamentos: Putumayo, Nariño, Cauca, Caquetá, Guaviare y Norte de Santander.

Y si focalizamos aún más, el 43% de la coca se produce en tan solo 10 municipios.

Y hay otro dato preocupante, sobre todo para el medio ambiente: dos terceras partes de los cultivos ilícitos están en parques naturales, zonas de reserva natural, o territorios étnicos o colectivos.

¿Qué hay que hacer entonces?

Concentrarse –focalizar– en los departamentos y municipios donde hay más cultivos, para ser más efectivos en los resultados.

El Plan que hoy presentamos lo vamos a comenzar a implementar –este año y el 2016– en los dos departamentos con mayor producción, que son Putumayo y Nariño, donde hay unas 26 mil familias productoras de coca.

Este Plan tendrá un gerente, un director, que será Eduardo Díaz, quien tiene una gran experiencia en temas como estos:

Fue ministro de Salud, director del Plan Nacional de Rehabilitación, de la Red de Solidaridad Social, del programa Bogotá sin Hambre y hace poco se desempeñaba como Director de la Fundación Alpina.

Inicialmente estará coordinando esta estrategia desde la Presidencia, pero el objetivo es crear este año, aprovechando las facultades que el Congreso me dio, una entidad dedicada al tema: la Agencia para la Sustitución de Cultivos.

Y ¿por qué decimos que es un plan integral?

Porque aborda el tema de los cultivos ilícitos desde 6 frentes, que hay que trabajar todos a la vez para ser exitosos: La INVERSIÓN SOCIAL, la sustitución, la interdicción, la investigación y la judicialización, consumo y reforma institucional.

INVERSIÓN SOCIAL

Es claro que en las zonas donde hay cultivos ilícitos es donde hay menor presencia del Estado y sus servicios.

Por eso, en los municipios y departamentos priorizados se trabajará en construcción de vías, colegios, puestos de salud, acueductos, redes de servicios, siempre en un trabajo conjunto, este es un aspecto fundamental, con las comunidades.

Y ya tenemos el estudio sobre la INVERSIÓN SOCIAL que tenemos que hacer.

SUSTITUCIÓN

Vamos a cambiar el paradigma: esta política no será familia por familia sino con los territorios, con las comunidades organizadas.

En primer lugar, debemos llegar a un acuerdo con la comunidad para que erradique voluntariamente, y esto se pone en práctica de inmediato, no va a ser  en forma gradual.

Si no se logra un acuerdo, se acudirá a la erradicación forzosa.

¿Y qué ventajas representa para las comunidades un acuerdo de sustitución?

Muchísimas ventajas:

Tendrán acompañamiento,FINANCIACIÓN, asesoría técnica para emprender otros proyectos agropecuarios, pero no de cualquier clase sino de los productos agrícolas o pecuarios que tengan vocación de producción en esa zona.

No los vamos a dejar solos en sus negocios, vamos a crear unas Comercializadoras Rurales, que se encargarán de los centros de acopio, de la distribución y la búsqueda de mercados.

Y otro incentivo muy importante para las comunidades: a quienes se mantengan más de 5 años cultivando productos lícitos se les podrá titular las tierras, para que se conviertan además en propietarios legales.

INTERDICCIÓN

Aquí quiero ser muy claro: este plan de sustitución es para las comunidades, para los campesinos…

Pero a los narcotraficantes, a las bandas criminales dedicadas este negocio, los seguiremos persiguiendo con toda la contundencia de nuestra fuerza pública.

Seguirá la destrucción de laboratorios, la incautación de cargamentos, de insumos y –por supuesto– la captura, la judicialización de todos los mafiosos. Y seguirá la presencia policial y militar en todo el territorio.

INVESTIGACIÓN Y JUDICIALIZACIÓN

Necesitamos más herramientas legales para mejorar el combate al negocio de las drogas ilícitas, para que las capturas se conviertan en condenas.

Por ejemplo, la ley de justicia rápida para delitos menores, que estamos tramitando en el Congreso nos va a ayudar muchísimo en ese frente.

Y vamos a trabajar en un estatuto penal para los adolescentes, pues las mafias del narcotráfico usan muchachos entre los 14 y los 18 años, por los beneficios penales que tienen.

CONSUMO

Hay que ser conscientes: el negocio del narcotráfico no solo crea mafias no solo genera violencia, también infortunadamente crea consumidores.

Dentro de los departamentos con mayor consumo están  importantes productores, como Nariño, Putumayo, Cauca y Meta.

El Ministerio de Salud va  a coordinar con otras 10 entidades del Estado un Plan Nacional de Prevención y Atención al Consumo, que se va a enfocar en la prevención, el tratamiento y la reducción de riesgos y daños.

Finalmente, REFORMAS INSTITUCIONALES

Como ya dije, este Plan tiene un director (Eduardo Díaz) y tendrá una Agencia para coordinarlo, con un Fondo Cuenta para su ejecución.

Y algo muy importante: hemos creado indicadores para medir los avances en cada aspecto, con seguimientos que haremos por lo menos cada tres meses, de frente al país.

Y respecto de los cultivos en parques naturales.

A las comunidades que cultivan en los parques les propondremos un plan de re-localización fuera de ellos, con programas de vivienda rural y servicios, y proyectos con vocación agropecuaria.

Algunas podrán convertirse en Guardias Verdes, para ayudar a conservar esas reservas naturales que antes se veían afectadas con sus cultivos.

El Plan contempla la erradicación voluntaria, relocalización e implementación de actividades afines a la conservación de las áreas protegidas del Sistema de Parques Nacionales.

Con este programa esperamos tener un doble resultado: reducir los cultivos ilícitos (con el daño que ellos hacen) y mejorar las condiciones de vida de cientos de miles de campesinos.

Ya comenzamos. Y si podemos avanzar ahora, imagínense cuánto podríamos avanzar si acabamos el conflicto.

De hecho, unos de los compromisos ya logrados con las FARC es que, una vez dejen las armas, contribuirán con la solución al problema de las drogas ilícitas.

Ya hemos hablado con las FARC sobre planes conjuntos para la sustitución de cultivos. Imagínense lo que esto significa. Que las FARC, en vez de defender cultivos ilícitos y toda la cadena del narcotráfico, ayude al Estado para su erradicación.

Como dice el lema, con paz haremos muchísimo más.

Y todo este Plan, que ya comenzamos, se va a repotenciar en el posconflicto, pues será también receptor de muchos de los ofrecimientos de ayuda y cooperación internacional que nos han hecho.

Esto es esencial: necesitamos la cooperación internacional y también el aporte del sector privado para sacarlo adelante. Por fortuna hemos recibido una buena respuesta de las empresas, que están dispuestas a meterse de lleno en este  programa.

Hoy, entonces, comienza una nueva era en la lucha contra el narcotráfico en nuestro país.

Si tenemos éxito, dejaremos de tener ese récord triste de ser el mayor exportador de coca hacia los mercados mundiales, y seremos un país que cuida mejor esta gran riqueza que tenemos: nuestro medio ambiente, que aporta a la seguridad alimentaria del mundo porque ahí hay un gran potencial, no solamente para Colombia, sino para el mundo y que por supuesto da oportunidades a sus campesinos.

El dividendo ambiental de este plan, así lo está percibiendo el mundo, es inmenso. No solo avanzaremos contra toda la cadena del narcotráfico, no solo mejoraremos las condiciones de vida de nuestra población rural, sino que cuidaremos y preservaremos nuestros parques, nuestro ecosistema, nuestra biodiversidad y evitaremos, por supuesto, la deforestación.

Muchas gracias.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s